Descontaminación de monumentos con métodos no contaminantes:

La recuperación de monumentos con métodos agresivos y su consiguiente objeción a si estos han sido alterados, nos ha planteado la necesidad de crear opciones de conservación y descontaminación no agresivas ni hacia ellos ni al medio ambiente con la utilización de agua en sus fases liquida y gaseosa como base transportadora de sustancias vegetales no contaminantes y biodegradables como medio de eliminar poluentes de superficie tales como hollín, químicos, y agentes biológicos. La aprobación y certificación de idoneidad se la ha realizado en varios países del mundo con pruebas en varios tipos de sustratos, lo que permite justificar la capacidad de nuestros sistemas para resolver un problema latente en la labor de limpieza encomendada.

Por los años 60 la Comisión Franceschini, revisando la legislación italiana sobre patrimonio, lo define como el conjunto de todos los bienes que incorporan una referencia a la historia de la civilización; Este concepto debe ser mirado mas ampliamente sobre todo en el momento de definir a la historia pues se tiende a pensar que este termino en lo referente a patrimonio y monumentos debe tener una indeterminada antigüedad cronológica.
Debemos evolucionar en la concepción de lo que hay que preservar son aquellos bienes sean estos artísticos o urbanísticos que han representado una época en el desarrollo de nuestras ciudades.
El ir solo con la cronología para definir como patrimonio un bien privado o público únicamente esta provocando que grandes desarrollos del siglo 20 y que vistos como algo sin antigüedad se están destruyendo, es decir la contribución monumental de nuestra generación al futuro será solo el espacio con cambios y restos de cultura como residuos en rellenos.
Es por esto que se deben dictar normas para evitar la destrucción de cualquier edificio que por su mérito artístico o por su valor histórico deba considerarse digno de ser conservado.

Sistema restauracion monumentos Ghibli columbec 07 B

La Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, que tuvo lugar en Paris el año 1972, acciones como la tomada en 1959 por la UNESCO para salvar el patrimonio nubio que iba a desaparecer con la construcción de la presa de Asuán en Egipto, la constante acción de organizaciones e instituciones en cada país para tomar acciones de preservación no son mas que la preocupación por conservar los bienes artísticos innatos en el ser Humano como un legado a la posteridad como ya lo hacían artistas y el humano común desde tiempos inmemorables al perennizar sus obras en las cavernas con sus pinturas rupestres de cotidianidad, en las pirámides con sus enigmas, en sus templos con sus deidades, sus murallas con sus grandezas.
En su afán de mantener o preservar se están cometiendo atropellos enormes sobre nuestro patrimonio, es así que el uso criminal de la fuerza esta creando historia nueva, monumentos nuevos, el sin sabor del original, modernas copias de nuestra historia, listas para volver a ser atacadas por el depredador urbano para retomar su proceso de preservación.
Si podemos analizar los procedimientos y entrando en el tema concreto de la presente debemos analizar los conceptos, pues en uso de ellos es que estamos creando lo que anteriormente se ha indicado, nuestros viejos monumentos limpios y reconstruidos.

  • Limpiar: Quitar impureza
  • Descontaminar: suprimir o reducir suciedad, manchas o alteraciones nocivas generadas por sustancias u organismos
  • Restaurar: recobrar, recuperar, poner nuevamente en su primitivo estado
  • Reconstrucción: volver a construir
  • Preservar: defender contra algún daño o peligro
  • Pátina: tono sentado que toman con el tiempo las cosas

Visto lo anterior realmente lo que nos interesa en primer lugar es mantener la Pátina lo que hace que sean piezas especiales, lo que hace necesario tener personas con el criterio formado en la preservación y capaces de descontaminar, limpiar y preservar guardando eso que hace el añejamiento, eso que hace el valor real de las cosas.

La descontaminación se debe realizar con cautela, es lo aprendido con terribles experiencias de destrucción de monumentos. Cualquiera que utilice métodos y tecnología equivocada corre el riesgo no solo de dañar sino de destruir el valor de la pieza.
Aquí surge una controversia entre los restauradores especializados y el reconstructor que busca básicamente una imagen antigua moderna. Criterios actuales sobre que vienen desde la segunda mitad del siglo XIX se definen de dos maneras de entender la conservación y restauración del patrimonio. Son dos corrientes opuestas, la escuela francesa de Viollet-le-Duc que defiende que el restaurador debe ponerse en la piel del arquitecto-creador primitivo; entender el espíritu de la obra y aplicarlo a la reconstrucción de la misma. Trata de devolver al edificio su forma original, lo cual implicaba una libertad total de actuación por parte del restaurador, quien busca subjetivamente una unidad formal para lo que no dudará en reconstrucciones ideales, sustituciones, eliminaciones o adiciones y la abanderada por el inglés John Ruskin que defiende la conservación frente a la restauración.
Restaurar un monumento es destruirlo, es crear falsas copias e imitaciones, admitiendo como única operación la conservación para evitar la ruina. Casi en la misma época Camilo Boito quien es considerado como el padre de la restauración científica o del restauro moderno, inspirador, junto a Gustavo Giovannoni, de la famosa Carta de Atenas, documento internacional que ha servido de punto de partida de los nuevos conceptos sobre la restauración y que ha sido largo tiempo algo así como el evangelio de la restauración, se basa en las ideas románticas y moralistas de Ruskin pero sin admitir su visión fatalista del fin del monumento, concibiendo éste como obra arquitectónica e histórica a la vez.
Propone, entre otros, la coexistencia de los diferentes estilos que se hallen en el monumento, sin buscar nunca la unidad de estilo, así como diferenciar claramente lo antiguo y el añadido moderno, eliminando los falsos históricos, dejando constancia documental y dando publicidad a lo restaurado o añadido. A la antigua idea de reconstrucción se antepone la de conservación.
Resumiendo, guardar el tiempo debe ser la mejor alternativa. En el momento de la intervención se deben realizar pruebas que ayuden a conseguir este objetivo con la utilización de métodos no contaminantes de efecto no agresivo sobre las superficies, lo que pone a los sistemas ofrecidos por Columbec del Ecuador como una alternativa óptima de descontaminación.

Los métodos mas utilizados y sobre los que se han encontrado experiencias nada positivas son:

  1. Métodos mecánicos de limpieza como cepillos, espátulas, herramienta eléctrica, bujardas etc. Producen por contacto directo de materiales de igual o mayor dureza una abrasión y rayadura sobre las superficies, eliminan la pátina y no eliminan de la superficie los contaminantes químicos, productos de gases de combustión, lluvia ácida o simplemente de salinidad.
  2. Sandblasting (chorro de arena con aire comprimido como propulsor) produce una abrasión muy alta sobre la superficie y adicionalmente un perfil rugoso.
  3. Chorro de agua a alta presión recomendable siempre y cuando sea controlado a niveles de no deteriorar la superficie.
  4. Chorro de vapor de agua a alta presión recomendable siempre y cuando sea controlado a niveles de no deteriorar la superficie.

En muchos casos se puede tratar las superficies con:

  • Una presión específica de la mezcla limpiadora que sale de la boquilla, a 0,07 Kg./cm2 con boquilla a 10 cm. de la superficie a tratar. Esto hace que el sistema sea particularmente idóneo e indicado para la limpieza de superficies delicadas (monumentos, fachadas históricas, superficies de aluminio, etc.)
  • La mezcla limpiadora girando de desde la boquilla, con lo cual alcanza la superficie con un bajo ángulo de incidencia, limpiándola sin dañarla.
  • La mezcla, gracias a su baja presión, no penetra en la estructura. Para aquellos casos donde existen grietas e intersticios.
  • Estar preparado con un aspirador de líquidos, que absorba los residuos facilitando el rápido secado de la superficie y evitando la formación de hielo en caso de bajas temperaturas.
  • La mezcla limpiadora consume una mínima cantidad de agua pulverizada. sólo 0,6 litros/minuto.
  • No requiere del uso de productos químicos ni de arena. Los materiales utilizados para el tratamiento de monumentos y fachadas son:
    • Fibra vegetal AL-AV diam. 80-120 micrones – dureza 3 escala de Mohs biodegradable no contaminante
    • Fibra vegetal ASIM diam. 50-70 micrones – dureza 2 escala de Mohs biodegradable no contaminante
    • Mineral ARO diam. 20-50 micrones – dureza 7 escala de Mohs para usos controlados, material que se disuelve con el agua sin dejar residuos contaminantes.
Sistema restauracion monumentos Ghibli columbec 04 M

Con estas experiencias sacadas de innumerables pruebas y test en varios países del mundo hemos encontrado que en variedad de materiales como mármol, granito, piedra calizas, basaltos, areniscas, andesita y materiales porosos como el tezontle de México se puede descontaminar con este procedimiento sin dañar el substrato y lo que es mas importante conservando la pátina esto que hace especial a nuestros monumentos.

Sistema restauracion monumentos Ghibli columbec 03 M

El concepto básico de limpieza esta dado por las características del material a usar como método de arrastre del contaminante el cual debe tener una dureza inferior a la de la superficie tratada, pero lo suficientemente dura como para removerlo. En el procedimiento de aplicación se requiere de pruebas iniciales las cuales determinaran la energía aplicada necesaria para la labor encomendada, para lo cual debemos considerar la energía entregada. Se ha generalizado el uso de hidrolimpiadora en la cual sin medida y por efecto de la velocidad requerida cada ves mas se incrementa la velocidad del agua producto de la presión de los sistemas de bombeo produciendo deterioro de la superficie y remoción de pátina.