SISTEMAS PARA SOFOCAR INCENDIOS

Multiplicamos la efectividad del agua

FIRE STOP 200/30 es un equipo compacto y de fácil manejo, que puede ser instalado sobre un vehículo tipo Pick-up para llegar rápidamente a zonas urbanas de difícil acceso como el casco de una ciudad con calles estrechas. Al disponer de hasta 80 metros de manguera, permite al bombero llegar con el agua en WaterMist hasta cualquier punto. FIRE STOP 200/30 también puede instalarse sobre un camión forestal, incrementando el tiempo de extinción, limitado por la capacidad de agua del vehículo y la logística propia de una intervención forestal. Las bombas convencionales de un vehículo forestal dan un caudal de entre 1.000 - 1.500 litros por minuto a 15 bares; FIRE STOP tiene un consumo de 30 litros por minuto a 200 bares. Es decir, un vehiculo forestal vacía el depósito en unos 4 minutos; el mismo vehiculo, dotado con el equipo FIRE STOP, podría estar más de una hora y media actuando sobre el incendio.

    La lanza del equipo FIRE STOP permite:
  • Nebulizar agua / agua + espuma (ambas en WaterMist) para eliminar el comburente y enfriar el combustible.
  • Aplicar agua o agua más espuma, a baja presión con efecto cortina, alcanzado una distancia de chorro de 8 metros.
  • Aplicar agua o agua más espuma a alta presión, alcanzado una distancia de chorro de 17 metros.

El agua es un recurso escaso, imprescindible en la lucha contra incendios, pero al que podemos sacar mucho más rendimiento. Bajo este principio se basa la tecnología Cristanini WaterMist, un concepto sencillo, soportado por un equipo capaz de aplicar 200 bares de presión gracias al cual multiplicamos el rendimiento de cada litro de agua; el resultado es evidente:

  • Acortamos el tiempo de extinción de un fuego en un ambiente urbano con materiales sólidos y liquidos inflamables de los tipos A, B y C.
  • Incrementamos la capacidad en tiempo de un vehículo en un fuego forestal.

Los números hablan por si mismos: 1 litro de agua, a 1 bar, tiene una superficie de contacto con el fuego de 0,048 m2 1 litro de agua nebulizada, a 200 bar, genera 160 millones de gotas, que tienen una superficie de contacto con el fuego de 20 m2, es decir obtenemos una superficie 416 veces mayor que la generada con 1 bar.

El principio de todos los sistemas contra incendios clásicos es la eliminación de, por lo menos, un factor que contribuye a la combustión. Así por ejemplo, el agua enfría y de esta manera apaga la ignición; los polvos y las espumas separan el combustible del oxígeno presente en el aire sofocando la reacción. El agua producida por el FIRE STOP 200/30 con el sistema WaterMist no actúa sólo por enfriamiento del combustible, sino también por sofocación. Gracias a la actuación de millones de microgotas de agua o agua + espuma que saturan el ambiente, sustituyendo el aire y por lo tanto, el oxígeno que está presente en el ambiente.